Death By Audio

Death By Audio es el nombre de un complejo de almacenes en la planta baja de un edificio industrial en Brooklyn, Nueva York.
Es también el nombre de una empresa fabricante de pedales de efectos establecida allí. La ubicación sirve principalmente como plataforma para artistas y músicos, como estudio de grabación, sala de actos y por supuesto para la fabricación de los pedales de efectos. Oliver Ackermann fundó la empresa el año 2002 y ya ha construido pedales Custom para grupos como Lightning Bolt, Wilco, Nine Inch Nails y U2. No se puede negar el amor que tiene Death By Audio al Fuzz, y con ello han logrado a lo largo de los años algunos pedales que se diferencian de los clásicos pedales Fuzz. Los locos por el ruido que rodean a Oliver Ackermann han abierto un enfoque completamente nuevo en esta área con su Circuit-Bending, y han creado pedales que en parte producen sonidos imprevisibles que sorprenden siempre! Quien busca un sonido que sobresalga de lo común, tiene que probar sin falta los pedales Death By Audio! Diversión garantizada!