Boomwhackers

Los coloridos Boomwhackers Musical Tubes se encuentran desde hacen un tiempo también aquí en Musik Produktiv. El invento és genial y sencillo al mismo tiempo: A través de las diferentes medidas de los tubos de plástico se pueden crear el espectro más completo de tonos. Por ejemplo con un tubo rojo se puede tocar el C (Do) bajo.

Golpeando los palos de percusión de alegres colores en diferentes superfícies – por ejemplo suelo, mesa, rodilla o mano – se crean sonidos diferentes. Tocando un Boomwhackers contra otro hacen los intervalos audibles, tubos golpeados plano sobre el suelo producen un sonido más fuerte, también llamado “Floor-Shots”. La lista se alarga en todo momento. Todas las variantes de golpeado tienen algo en común: se aprende sobre la marcha. Al mismo tiempo hace que el material blando y resistente sea indestructible y garantiza una larga vida y alegría de tocar.

Por su económico precio y su extrema facilidad de tocar, los Boomwhackers se convierten en el instrumento ideal para trabajos en grupo y enseñanza escolar. Muy queridos en guarderías y escuelas y como terapia musical o para juegos de grupo. Un set de Boomwhackers está compuesto por regla general de 5 a 8 tubos que depende del modelo tienen afinación pentatónica, diatónica o cromática., por ejemplo de los tonos C´, D´, E´, F´, G´, A´, B´, C", el complemento cromático contiene medios tonos C#´, D#´, F#´, G#´ y A#´. A través de las tapas octavas ya incluidas se pueden crear octavas bajas los Boomwhackers.

El nombre Boomwhakers por cierto está compuesto por cierto de las palabras BOOM “onomatopeya para sonido creado” y WHACK, del inglés “golpear”. Los Boomwhakers són instrumentos para complementar de fondo de manera rítmica como también para melodías. Aunque el momento más importante és cuando crea el acompañante rítmico armónico de la canción.

En caunto a su cuerpo y material como acabado de color son una gran motivación para escolares de todas las edades, que lo utilizan de manera versátil: se puede utilizar coreograficamente, desarrollan una competencia rítmica, refuerzan el sentimiento colectivo y percepción y consiguen fenómenos musicales como la independencia de tonos agudos. La técnica sencilla para tocar este instrumento motiva especialmente a escolares sin experiencia musical y niños con complicaciones motoras.

Naturalmente para un comienzo sencillo en el mundo de los Boomwhakers, están disponibles libros didácticos. Busque en la búsqueda rápida “libro Boomwhaker”.