EMG

En el garaje de sus padres empezó la vida empresarial de Rob Turner en 1974. Allí construía pequeños aparatos electrónicos y reparaba amplificadores. En el 1976 la pequeña empresa tomó el sonoro nombre "Dirtywork Studios". Desde que se cambió de nombre al actual EMG en 1983 comenzó a ser conocido. Hoy pertenece EMG a los pioneros mundiales en pastillas y accesorios.