Epiphone

La historia de Epiphone tiene su origen en Grecia y empezó siendo una empresa familiar donde Anastasios Stathopoulos en 1873 empezó a construir sus primeros instrumentos. En 1924 su hijo Epimanodas Stathopoulos registró el nombre Epiphone como marca. Se comenzó fabricando los banjos „Epiphone Recording“. En 1928 la casa cambió el nombre y se nombró „Epiphone Banjo Co.“. Tres años más tarde cuando la casa “Epiphone” comenzó a construir guitarras con tapa arqueada rápidamente se convirtió en un serio adversario para Gibson.

La historia de Epiphone está estrechamente relacionada con el excepcional músico Les Paul, que en 1941 experimentó en los talleres Epiphone y desarrolló la primera guitarra eléctrica de cuerpo sólido. En 1957 Gibson adquirió a su gran competidor Epiphone. De esta época es también uno de los más conocidos modelos: la „Epiphone Sheraton“. En 1961 se acabaron los componentes de Epiphone „Made in New York“ y se empezaron a utilizar piezas de Gibson. Así Epiphone se acabó convirtiendo en un label diferente para Gibson.

El nombre Epiphone hoy en día representa sobre todo las geniales copias a buen precio de las casi siempre caras guitarras de Gibson. Gibson pretende ofrecer guitarras, hasta ahora con un gran éxito, mediante su filial Epiphone a los fans de las Les Paul, SG, Explorer y otros modelos, buenas copias provenientes de su casa. El actual programa de Epiphone abarca guitarras eléctricas, guitarras electroacústicas de todas clases, bajos, instrumentos acústicos y electroacústicos, banjos y mandolinas. Epiphone representa, ya de por sí, ideas innovadoras en la fabricación de guitarras pero también réplicas muy logradas de instrumentos clásicos, asequibles para cualquier nivel económico. En Epiphone todo el mundo encontrará lo que busca - desde el aficionado hasta el profesional. En Musik Produktiv solemos tener unos 40 ó 50 modelos disponibles.

Epiphone no es sólo una versión económica de una famosa marca, la marca Epiphone misma también disfruta de una gran fama.