Palo de lluvia

El palo de lluvia o Rainmaker proviene del desierto seco de Atacama en el norte de Chile y fue utilizado durante las ceremonias de lluvia. Los originales Rainmakers o palos de lluvia estaban hechos con cactus secos. Los pinchos exteriores se extraían y luego se fijaban en la parte hueca interior. Antes de cerrar los extremos, se rellenaban con pequeñas piedras en el interior. Cuanto más largo sea el palo, la lluvia sonará más tiempo.